Descargas archivos de sitios que te resultan dudosos Nunca
A veces
Siempre
         
  Realizas las actualizaciones de programas únicamente desde páginas oficiales Nunca
A veces
Siempre
         
  Configuras tu PC para que realice actualizaciones automáticas de cada programa Nunca
A veces
Siempre
         
  Abres correos con archivos adjuntos, aunque no conozcas a la persona que te los manda Nunca
A veces
Siempre
         
  Cuando quieres utilizar programas (pagos o gratuitos), recurres a las soluciones oficiales Nunca
A veces
Siempre
         
  Antes de abrir archivos adjuntos en e-mails, te fijas en las extensiones de los mismos Nunca
A veces
Siempre
         
  Cuando te envían un enlace por chat, le preguntas a la otra persona si efectivamente quiso pasarte ese link Nunca
A veces
Siempre
         
  Antes de copiar un archivo de un USB lo revisas con tu programa antivirus Nunca
A veces
Siempre
         
  Publicas datos personales (como dirección y teléfono) en tus redes sociales Nunca
A veces
Siempre
         
  Mantienes tu antivirus actualizado Nunca
A veces
Siempre